“Poseo un diploma de traducción de ULIP, París; un Certificado de Aptitud Profesional de la Universidad de Cambridge y trabajo en la industria de la traducción desde hace ocho años. Me especializo en videojuegos, subtitulados, doblaje de audio, marketing, música, redacción creativa y adaptaciones de canciones y poemas. La traducción es más que apenas una profesión: es un arte. Mi trayectoria como pianista me permite enfocar la traducción desde un ángulo diferente: tal como ocurre con la música, el texto debe transmitir el mensaje y ser agradable al oído. ¡Quizá por eso sea que también adoro los audiolibros!”